Una mañana en Cañadío Santander…

Al Viento Sur le gusta nuestra Bahía, la de Santander “la marinera… la que tiene azul el alma y al viento su corazón…”… y desde Cañadío Santander hay una ventana directa con el salitre a través de nuestra Plaza que lleva el mismo nombre, la Plaza José Antonio y el Paseo Pereda.

Nos asomamos sin previo-aviso, Paco lo sabía pero con su corazón-partío a caballo entre Madrid y Santander, él no podía acompañarnos en esta ocasión y así llegamos la mañana de ayer a mediodía. Encontramos al corazón de Cañadío Santander latiendo con fuerza… los preparativos de la cocina, el comedor a punto, la barra en marcha, la terraza con “gafas de sol”… una actividad perfectamente coordinada entre concentración, guiños y sonrisas.

Pocos minutos fueron suficientes para sentirnos como en casa… colarnos en su actividad, al tiempo que entre “bocao y bocao”… cuando unas croquetas deliciosas, cuando unas rabas… nuestras lentes adquirían otra dimensión más, el paladar!

Gracias a todo el equipo Cañadío Santander por su tiempo y actitud… lejos de percibir que irrumpíamos su ritmo, fuimos parte de la orquesta.

Porque cariÑo se escribe con Ñ de CaÑadío!!! Os invitamos a que nos acompañéis a golpe de click en este recorrido visual… pincha en este enlace.

Maribel & Mela

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.