Arte o artesano…

Todo lo que se hace con arte requiere alma porque en CAÑADIO somos muy conscientes del remate tras una buena velada… los más golosos siempre empiezan la carta del restaurante por el final, los que menos no pueden resistirse a degustar ese pellizco con dos cucharillas, sea cual sea el formato, el postre camina del brazo con la sobremesa… como un ritual acompañado de risas, planes y algún que otro brindis… ese ratito donde el protocolo del principio quedó en la trastienda y ahora toca saborear el broche final… en la esencia de CAÑADIO nos gustan vuestras caras antes de terminar… porque quizá no podamos cambiar los días de la gente pero sí dibujar un sonrisa , de repente!

 

pc6

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.