DOS EQUIPOS

CAÑADÍO SANTANDER y su inquietud emprendedora trasladan «el proyecto» a Madrid.

La fuerza de la experiencia junto a Paco y Teresa provoca un reencuentro que da sentido a esa frase que tanto nos gusta: «la vida es el arte del encuentro». Junto a Jesús y Beatriz, sabia fresca, con quienes ya habían colaborado en Santander, se inicia una nueva aventura: CAÑADÍO MADRID.

Han pasado cuatro años y ambos equipos avanzan al unísono sin perder la identidad que les caracteriza. Mano a mano, 400 kilómetros de distancia no son un impedimento para contagiarse mutuamente de talento, curiosidad y pasión.

CAÑADÍO SANTANDER y CAÑADÍO MADRID tienen clara su proyección, sin olvidar lo que han sido para seguir siendo.